jueves, 26 de marzo de 2015

Varias cosas en un texto.

A veces escribo, y quizá siempre escribo más de lo que vivo, pero al menos en escribir encontré para vivir motivos. Paso noches enteras en vela, sólo con una computadora y mi mente siempre abierta y sincera.
 Tal vez esté perdiendo el tiempo en esto, pero es lo único a lo nunca pondría pretextos, es lo único que me desahoga, después de varios textos siento que mis emociones están por fin curadas y devueltas a su cauce.
Casi no veo televisión, si estoy en mi cuarto es sólo por esta razón; además la televisión miente, ocultan  delincuentes a menos que sea algún político común y corriente.
Me cae mal mi subconsciente, casi siempre que llega alguien a mi vida, por culpa de traiciones anteriores, me dice que esta miente… por eso es nula la cantidad de personas que se pueden llamar amigos o en momentos difíciles me ayuda.
Poco me esfuerzo por ser diferente, por eso no soy corriente, y me importa nada lo que de mi puedan pensar. Siempre camino distraído, a veces sin un punto fijo, pero siempre millones de ideas pasan a diario por mi cabeza.
Quizá soy un poco extraño, nada igual al resto del rebaño, y así quiero vivir hasta que algún día muera, y aunque sé que a veces me frustro por no tener lo deseo, sólo quiero disfrutar lo que puedo, como la lluvia, el sol, la luna y las estrellas… es lo único que me llevaré cuando ya no habite en esta tierra

No hay comentarios:

Publicar un comentario